Diccionario Labor:
Meditar: “Aplicar con atención el pensamiento a la consideración de una cosa, o discurrir sobre los medios de conocerla o conseguirla.”

Nota de Carlos:

Por lo tanto siempre que nos aplicamos con atención pensando en algo, estamos técnicamente, meditando.

Por otra parte la neurociencia actual nos dice que somos lo que pensamos. Nuestros actos van regidos constantemente por nuestras emociones y estas por nuestros pensamientos, lo sepamos o no, pero funcionamos así. (ver documentales)

Por esto es necesario controlar y transformar los pensamientos, porque estos son causa de las emociones y a su vez de los actos. Cambiar nuestra forma de pensar, elegir los pensamientos adecuados para que nuestros actos sean los que deseamos se llama en psicología aprender a pensar, en budismo e hinduismo se conoce como meditar. Creo que es necesario tener estos conceptos claros para saber sobre qué meditamos y para qué meditamos.

Así podemos encontrar, según su objetivo varias clases de meditación. (ver documentales).

En budismo tibetano se dice que la meditación puede hacerse sobre objetos virtuosos, no virtuosos y neutros. Objetos no virtuosos son los que nosotros estamos muy acostumbrados y entrenados a “meditar”: Objetos (situaciones, conceptos o temas) nada virtuosos: miedos, envidias, deseos, críticas, egoísmos, odios, etc. Los objetos neutros son los que no son ni virtuosos ni no virtuosos. Los objetos virtuosos (que repito no se refiere a objetos solamente sino que pueden ser conceptos, situaciones, temas, etc…) son aquellos que meditando sobre ellos nos ayudan a potenciar virtudes espirituales, nos van a ayudar a disminuir y a eliminar el sufrimiento propio y ajeno. Van a llegar a erradicar esas nubes que ocultan la verdadera Naturaleza del Ser, tapan el alma, la Naturaleza de la mente o Naturaleza de Buda; así posibilitan la expresión en nuestros actos de esa Luz interior. Esto es la meditación espiritual. Así caminamos hacia la Iluminación.

Por esto en budismo se insiste en practicar la meditación adecuada (uno de los pasos del Noble Camino óctuple). Meditación adecuada al momento evolutivo de cada uno (paso a paso, dicen los maestros), y a las cualidades virtuosas que cada uno necesite o quiera desarrollar. Para esto hay que unirlo al recto conocimiento (otro de los pasos del Noble camino óctuple).

El objetivo de la meditación espiritual es disminuir y llegar a eliminar las emociones aflictivas, los venenos, transformando la mente, aprendiendo a pensar. Ese es el único objetivo de la meditación espiritual. Por esto dice el Dalai Lama que “si tus prácticas no han disminuido tus emociones aflictivas y no sirven para relacionarte mejor en tu vida cotidiana, tal vez entonces no estés haciendo la práctica adecuada”. Existen otros tipos de meditación con otras finalidades (ver documental).

Personalmente no las llamaría meditación, o para no confundirlas, les pondría un apellido a todas y cada una de ellas: meditación terapéutica, energética, espiritual, etc. Este tema lo ampliamos en el curso de budismo.

Del “Libro Tibetano de la vida y de la muerte”. Sogyal Rimpoché.Pág. 209:

“Los maestros de la tradición Dzogchen han insistido una y otra vez en que, sin estar profundamente familiarizado con la esencia y el método de la auto-liberación por medio de una larga práctica, la meditación sólo promueve el camino de la confusión. Esto puede parecer duro, pero es así, porque sólo la constante auto-liberación de pensamientos puede terminar de verdad con el reino del engaño y protegerlos de sumergirnos nuevamente en el sufrimiento y la neurosis. Sin el método de auto-liberación, no podremos soportar las desgracias y las circunstancias adversas cuando se presenten, y aunque meditemos comprobaremos que las emociones violentas como la ira y el deseo siguen tan desatadas como siempre. El peligro de otras clases de meditación que no siguen este método es que llegan a ser como ‘la meditación de los dioses’, y fácilmente se desvían hacia un solemne ensimismamiento o hacia un trance pasivo o vacuidad de una u otra clase, y ninguno de estos estados ataca y disuelve el engaño de raíz.”

Nota de Carlos:

Comúnmente, en occidente se cree que las palabras rimbombantes, extrañas, llamativas, (yo las llamo parafernalia, fuegos artificiales que esconden lo verdadero) significan mas espiritualidad, pero también sabemos que lo sencillo siempre es lo mas eficaz. Los científicos cuando tienen que elegir entre dos hipótesis se quedan siempre con la más sencilla.

Del libro “Nuevo manual de meditación”. Gueshe Kelsang Gyatso.

¿ Que es la meditación?

“La meditación es la mente que se concentra en un objeto virtuoso. Y es la causa principal de la paz mental. La práctica de la meditación es un método para familiarizarse nuestra mente con la virtud. Cuanto más nos familiaricemos con la práctica de la virtud, de mayor paz y tranquilidad disfrutaremos.

Si cultivamos una mente tranquila y apacible, gozaremos de felicidad continua aunque tengamos que enfrentarnos con las circunstancias más adversas. En cambio si carecemos de paz mental, por muy agradables que sean las condiciones externas que nos rodean no seremos felices. Por ello es de suma importancia que nos adiestremos en la meditación.”

“… si practicamos la meditación con regularidad, finalmente lograremos eliminar las perturbaciones mentales, la causa de todos nuestros problemas y sufrimientos. De este modo disfrutaremos de paz interna permanentemente. A partir de entonces, día y noche, vida tras vida, solo experimentaremos paz y felicidad”

|arriba|

Anuncios